Vivir en zonas «frondosas» puede reducir el riesgo de osteoporosis

Vivir en áreas frondosas cerca de jardines, parques y espacios verdes puede aumentar la densidad ósea y reducir el riesgo de osteoporosis, según un trabajo de la Central South University de China, publicado en ‘Annals of the Rheumatic Diseases.’ Los niveles más bajos de contaminación del aire en los espacios verdes son un factor que contribuye significativamente a las asociaciones encontradas, concluyen los investigadores.

Powered by WPeMatico