Las personas jóvenes no se escapan de los infartos, y de hecho han aumentado: ¿sabes por qué?

   Cada vez son más frecuentes los infartos en las personas jóvenes. Fundamentalmente el estilo de vida es el responsable (sedentarismo y malos hábitos), aunque en algunos casos la genética también está detrás. Y es que desde que somos muy pequeños se produce el acúmulo de grasas y de colesterol, así como de otras sustancias dañinas en nuestras arterias, lo que se conoce como ‘aterosclerosis’.

Powered by WPeMatico