La sincronización entre el reloj circadiano central y los relojes circadianos de los tejidos previene el envejecimiento

Un equipo de investigadores ha descubierto cómo la sincronización entre el reloj circadiano cerebral y los relojes periféricos en el músculo y la piel es esencial para el funcionamiento adecuado de estos tejidos, así como para prevenir procesos degenerativos propios del envejecimiento.

Powered by WPeMatico