¿Qué es la terapia online y cómo se utiliza?

Terapia psicológica online

La terapia psicológica a distancia no es una invención moderna. A inicios del siglo XX, Sigmund Freud escribía cartas a sus pacientes, a través de las cuales generaba casi las mismas sensaciones que en una visita personal, según sus biógrafos, y no era inusual que en ellas analizara sus sueños e impulsos inconscientes ofreciendo pautas a seguir.

Más adelante, en 1960, los psicoterapeutas comenzaron a utilizar el teléfono para ayudar a sus clientes, sobre todo en momentos de crisis. Un poco más tarde, en 1972, un grupo de psicólogos de la UCLA y Stanford realizaron las primeras sesiones de psicoterapia simuladas a través de ordenadores conectados.

A principios de la década de 1990, cuando la World Wide Web se hizo pública, los profesionales de la salud mental comenzaron a crear sitios web en los que ofrecían información psicológica y algunos comenzaron a recibir peticiones de ayuda. Así nacieron los servicios de orientación en línea, primero a través del correo electrónico y luego mediante los chats.

Con la difusión de Internet, los servicios de mensajería instantánea y las plataformas de videollamadas, la terapia psicológica online ha ampliado su alcance, pareciéndose cada vez más a una sesión presencial.

¿Qué es la terapia online exactamente?

En la actualidad se utilizan diferentes términos para referirse a las intervenciones psicológicas a través de Internet, desde terapia online y telepsicología hasta ciberterapia o e-terapia. Sin embargo, la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) los engloba bajo el concepto de “intervenciones telepsicológicas”, que incluye todos aquellos servicios psicológicos que recurren a la tecnología para permitir una comunicación no presencial.

Por tanto, encierra tanto la orientación usando el teléfono, email o chats como el tratamiento mediante videollamadas o aplicaciones móviles. No obstante, cabe aclarar que la terapia online no es una corriente o enfoque psicológico sino tan solo una nueva manera de comunicarse con los clientes.

Por supuesto, debido a las características de la tecnología, el psicólogo debe adaptar algunos de sus instrumentos de evaluación y diagnóstico, así como los procedimientos de intervención y sus habilidades de comunicación, pero básicamente emplea los mismos métodos y técnicas que en la terapia presencial.

El principal objetivo de la Telepsicología es facilitar el acceso a los servicios de salud mental, por lo que se enfoca fundamentalmente en personas que necesitan ayuda psicológica pero que, por diversas razones, no pueden acudir de manera presencial a la consulta.

¿Cómo se utiliza la terapia psicológica online?

Los psicólogos pueden utilizar la tecnología de diferentes maneras en su práctica clínica, aplicando tanto la modalidad asincrónica (por correo electrónico o audios grabados) como la versión sincrónica para mantener el contacto en tiempo real.

  • Recibir terapia psicológica. La posibilidad de ver a los clientes a través de las plataformas de videollamadas ha abierto enormemente el abanico de opciones de las intervenciones telepsicológicas facilitando la comunicación, de manera que hoy por hoy puedes recibir un tratamiento de psicoterapia íntegro a través de Internet, sin necesidad de pedir citas presenciales.
  • Complementar el tratamiento presencial. Muchos psicólogos usan la tecnología para complementar el tratamiento en persona, sobre todo cuando el cliente no puede acudir presencialmente a la consulta. Esta alternativa permite aumentar la frecuencia de las sesiones sin alterar demasiado tu día a día o entrevistar a otras personas relevantes de tu contexto cercano que no pueden ir al gabinete. También te permitirá recibir tareas y pautas, así como recursos psicológicos o recordatorios cómodamente en tus dispositivos, por lo que puede mejorar la adherencia terapéutica.
  • Realizar una evaluación inicial. La eficacia de la psicoterapia depende, entre otros factores, del vínculo que establezcas con el psicólogo. Los recursos online se están convirtiendo en una herramienta valiosa para elegir al terapeuta. Realizar la primera sesión online, que generalmente es gratuita o con un coste reducido, te permitirá determinar si te sientes cómodo con el psicólogo mientras al profesional le sirve para valorar tu caso y decidir si está capacitado para atenderte.
  • Dar seguimiento a la terapia presencial. Cuando el tratamiento psicológico está llegando a su fin y solo es necesario realizar sesiones puntuales para comprobar tus avances y asegurarse de que no sufras retrocesos, la terapia psicológica online es un recurso particularmente eficaz y cómodo. De hecho, permite realizar un seguimiento más completo y prolongado en el tiempo que garantiza la consolidación de los resultados.
  • Recibir asesoría. La tecnología actual también es particularmente útil para realizar intervenciones psicológicas breves dirigidas a brindar un asesoramiento específico, generalmente por videollamadas o usando servicios de mensajería y el correo electrónico. Puedes recurrir a esta opción cuando necesitas ayuda para resolver un problema determinado, ya sea en tu relación de pareja, con los hijos, en el trabajo o para superar la muerte de un ser querido.
  • Apoyo para dificultades psicológicas graves. En la actualidad también existen las denominadas “líneas rojas”, números de teléfono a través de los cuales se atiende a personas con ideación suicida u otros problemas psicológicos que necesitan ayuda en momentos de crisis. Además, puedes recurrir a programas online de evaluación para la detección y prevención del riesgo de suicidio.

La terapia online es tan eficaz como la presencial

En los últimos años se han realizado varios estudios que demuestran que la psicoterapia online es tan eficaz como las sesiones presenciales. Un metaanálisis llevado a cabo en la McMaster University que incluyó 17 investigaciones sobre la terapia cognitivo-conductual concluyó que esta es igual de eficaz para la depresión que la modalidad presencial, pero mucho más conveniente para los pacientes.

Otra revision realizada en The Scarborough Hospital de Toronto constató que la psicoterapia online reduce de manera significativa los síntomas de la ansiedad, en particular el trastorno de pánico. También fue significativamente efectiva en el tratamiento del trastorno de estrés postraumático y las fobias específicas.

Investigadores del Instituto Karolinska fueron un paso más allá para analizar la eficacia de la terapia psicológica online a largo plazo. Tras valorar 14 estudios que involucraron a más de 900 participantes durante un promedio de tres años, comprobaron que la duración media de los tratamientos online fue de entre 8 y 15 semanas, un periodo de tiempo relativamente corto en psicoterapia.

Además, confirmaron una reducción del 50% en los síntomas del trastorno de pánico, ansiedad social, depresión, estrés, trastorno obsesivo-compulsivo, ansiedad generalizada, juego compulsivo y fatiga crónica. Y lo mejor de todo es que esos resultados se mantuvieron a largo plazo.

Por tanto, la creencia de que la terapia online no es igual de eficaz que la presencial es simplemente un mito. Gracias a las videollamadas, prácticamente la única diferencia entre la terapia psicológica online y la presencial es el canal de comunicación. En vez de hablar frente al psicólogo en la misma habitación, lo harás a través de una pantalla.

¿Es la psicoterapia online la opción más adecuada para ti?

La tecnología actual permite captar de manera bastante nítida la información verbal y extraverbal intercambiada, por lo que tampoco se pierden detalles relevantes para el tratamiento, que es una de las principales preocupaciones de muchos pacientes. 

Es cierto que al inicio la terapia psicológica online puede parecer más “violenta” si no estás acostumbrado a usar la tecnología, pero el psicólogo se encargará de establecer rápidamente un vínculo que te haga sentir más cómodo y tranquilo.

De hecho, las sesiones online no son “frías”. Un profesional experimentado será capaz de establecer una relación cálida y de confianza incluso a través de una pantalla. Además, una de las principales ventajas de esta modalidad es que podrás encontrar psicólogos en español que no solo compartan tu idioma sino también tus referentes culturales cuando te encuentras en un país extranjero.

En general, la eficacia de la terapia psicológica no depende del lugar donde se realice, ni del canal que se utilice para su aplicación, sino de tu compromiso a la hora de seguir las pautas indicadas por el profesional y, por supuesto, de la habilidad del psicólogo, su cualificación y experiencia. 

Referencias Bibliográficas:

Luo, C. et. Al. (2020) A comparison of electronically-delivered and face to face cognitive behavioural therapies in depressive disorders: A systematic review and meta-analysis. eClinical Medicine; 24: 100442.

Andersson, G. et. Al. (2018) Long-term effects of internet-supported cognitive behaviour therapy. Expert Rev Neurother; 18(1):21-28.

Gratzer, D., & Khalid-Khan, F. (2016) Internet-delivered cognitive behavioural therapy in the treatment of psychiatric illness. Canadian Medical Association Journal; 188(4): 263–272.

Grotjahn, M. (1967) Sigmund Freud and the Art of Letter Writing. JAMA; 200(1): 13-18.

La entrada ¿Qué es la terapia online y cómo se utiliza? se publicó primero en Rincón de la Psicología.

Powered by WPeMatico