El desgaste dental no siempre se debe al bruxismo y una férula puede que no sea la solución

El conocimiento sobre el bruxismo ha ido creciendo en los últimos años, especialmente desde la publicación en 2013 del ‘Consenso Internacional sobre la Definición y Gradación Diagnóstica del Bruxismo’ y su posterior actualización en 2018. Hasta el momento, se sabe que el bruxismo no es un trastorno, sino la acción de rechinar y apretar los dientes de manera involuntaria. Un gesto que puede ser un signo de trastornos o enfermedades subyacentes como la apnea obstructiva del sueño (AOS) o la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

Powered by WPeMatico